Un vistazo a la industria de la cerveza artesanal en República Dominicana

Para muchos es difícil pensarlo, pero para que la industria de la cerveza artesanal en Puerto Rico llegara a donde se encuentra en estos momentos, muchas cosas tuvieron que pasar, pero sobretodo mucho tiempo tuvo que pasar. Para aquellos que aún no han pensado en esto, deben darse un viaje a la hermana República Dominicana.

Hace unas semanas tuve la gran oportunidad de visitar Santo Domingo y conocer un grupo de personas excepcionales que, no solo me llevaron a los sitios donde podía probar cervezas artesanales, como lo fue Cultura Cervecera y Brau Market, sino que me ilustraron una muy buena idea del estado en que se encuentra la industria en dicho país.

Resulta ser que República Dominicana es un ejemplo de lo que Puerto Rico era hace más de 4 años. Al país si llegan cervezas artesanales de Estados Unidos (mayormente del este) y de Europa (a través de distribuidores en Estados Unidos). Aún no hay muchos sitios donde conseguir buena cerveza artesanal, pero hay varios, y hasta algunos supermercados las tienen disponible.

La cerveza artesanal local aún tiene mucho camino por recorrer. Los procesos de permisología toman demasiado tiempo, al igual que acá en Puerto Rico. También tiene problemas para obtener granos a costos razonables. Y en algunos ejemplos, algunas cervezas deben permanecer más tiempo en pruebas de calidad antes de salir al mercado, algo que sucede en todos lados.

Más allá de esto, la industria en la República Dominicana enfrenta un problema aún mayor, al cuál nos hemos enfrentado aquí en Puerto Rico y que hemos logrado sobrellevar y continuamos batallando, la educación al consumidor de lo que es una cerveza artesanal.

No todo es negativo, pues logré probar muy buena cerveza de la mano de Cambra (Campaign for Brewer’s Authenticity), una marca artesanal local, lo que me da esperanza de que con el tiempo la industria en al República Dominicana logrará dar mucho de que hablar.

Uno de nuestros enlaces, July Peña, escribe sobre cervezas artesanales, es Cicerone Certified Server, pertenece al Brewers’ Association y se encuentra en proceso de abrir su cervecería. Su mayor escollo es la permisología y la falta de equipo en los negocios para el expendio de cerveza en barril. Ella trabaja arduamente para que la industria local crezca mediante educación y calidad de producto.

Es por esto que nos enlazamos con el hermano país a través de Peña para establecer ideas y estrategias de cómo ayudarlos a ir poco a poco educando a los dominicanos sobre el tema y ayudar a que la industria crezca. Esperen pronto la colaboración de Craft Beer Puerto Rico con la República Dominicana.