Nuevo Proyecto del Senado busca incentivar la creación de cervecerías artesanales

Muchos han preguntado en qué quedaron los esfuerzos del Proyecto del Senado 776 del 2013 que buscaba fomentar la creación de cervecerías artesanales en Puerto Rico. El proyecto fue radicado en el cuatrienio pasado por los senadores José Nadal Power, Ramón Luis Nieves y Cirilo Tirado, aprobado en el Senado, pero encontró oposición en la Cámara de Representantes donde finalmente murió, a pesar de un gran apoyo de la industria, incluso de nosotros. A finales del 2015 se aprobó la ley 192 que ayuda a incentivar la elaboración de cerveza casera eximiendo de arbitrios a los homebrewers.

Pero los esfuerzos para incentivar la creación de cervecerías no murieron con el Proyecto 776. Nuevamente el senador Nadal Power, esta vez junto a Carmelo Ríos, radicó el Proyecto del Senado 280 que busca enmendar el Código de Rentas Internas para que el mismo esté más a tono con las realidades de la producción de cerveza de las microcervecerías de la isla.

El Proyecto 280 busca que aquellos que produzcan menos de 400,000 galones de cerveza en un año paguen 95 centavos por galón. Mientras, aquellos que producen más de 400,000 hasta 9 millones de galones de cerveza al año paguen $2.55 por galón. Si excede de esa cantidad, el arbitrio sube centavos de manera escalonada según se dispone en el Proyecto que hemos colocado al final de este artículo.

Actualmente el pago de arbitrios comienza en $2.55 el galón a productores de 9 millones de galones o menos. Los arbitrios pasan a ser escalonado a productores de más de 9 millones de galones al año hasta llegar a 31 millones. Aquellos que producen más de 31 millones pagan $4.35 por galón.

Mientras en Estados Unidos se legisla constantemente a nivel estatal para hacer viable la creación de éstas empresas, Puerto Rico ha estado rezagado en ésta área. La baja en arbitrios es algo sumamente importante para las microcervecerías ya que es un alivio que puede ser inmediato, comparado con los otros problemas que éstas empresas tienen actualmente, como es el costo de la luz, agua y el tiempo que toma en obtener permisos.

Es tiempo de atender este asunto y no dejarlo pasar nuevamente. Puerto Rico puede llegar a ser un gran destino cervecero si creamos las condiciones correctas, porque el talento, sobra.