Casa Bavaria: La "Alemania en Morovis" celebra un Oktoberfest sin cerveza alemana

Cuando se acerca octubre y pensamos en Oktoberfest, rápido nos llega a la mente el nombre de Casa Bavaria. Este es el nombre de un local en las montañas de Morovis, Puerto Rico que evoca lo alemán, o como dice el lema del lugar, la “Alemania en Morovis”. Sin duda es en Casa Bavaria que se celebra el festival de Oktoberfest más concurrido en Puerto Rico, pero con el pasar de los años la celebración en este lugar ha ido decayendo a nivel de convertirse en otro festival puertorriqueño donde se bebe en exceso.

Tuve la oportunidad de ir el fin de semana pasado y aquí mis impresiones al respecto.

La cerveza

Si eres amante de la cerveza, el Oktoberfest es una celebración que nunca debes perderte. Una pieza clave del Oktoberfest es la cerveza tradicional alemana. ¿Pero qué sucede? Que en Casa Bavaria no se sirvió ni una sola gota de cerveza alemana durante el Oktoberfest ya que reina la cerveza local Medalla Light y Magna, las cuales son elaboradas por Cervecera de Puerto Rico y son auspiciadores del evento.

Este hecho es algo que lleva ocurriendo hace varios años cuando Cervecera, bajo la marca Medalla Light, eligieron Casa Bavaria para celebrar su Oktoberfest.

Ahora pregunto, ¿de que vale tener comida alemana, música alemana, empleados con vestimenta tradicional alemana si la pieza más importante del Oktoberfest, que es la cerveza alemana, no esta presente?

Son muchos los que me preguntaron si estaban sirviendo cerveza alemana durante el Oktoberfest ya que ese es el punto del Oktoberfest y se decepcionaron al saber que no había.

Yo fui a Casa Bavaria durante Oktoberfest hace unos tres años atrás y recuerdo haber tomado una cerveza alemana, la cerveza de la casa, al mismo tiempo que se promovía la Medalla Light. Entonces, ¿qué ha ocurrido para que se perdiera la cerveza alemana y ganara la Medalla Light? ¿Por qué Casa Bavaria permite trastocar lo más importante de la celebración del Oktoberfest? Creo que todos debemos tener una idea de que fue lo que sucedió.

Seguridad, grandes cantidades de alcohol y más

Si nunca has ido a una celebración de Oktoberfest en Casa Bavaria tal vez no tienes idea de la magnitud de esto. El lugar es pequeño, pero aún así recibe miles de personas cada fin de semana, muchos de los que vienen en guaguas alquiladas. Esto no es una mala idea pues para muchos Morovis les queda lejos y si pueden evitar conducir sabiendo que estarán bebiendo mejor que vayan en guaguas.

Pero el alquilar guaguas lo que causa es que jóvenes lleguen al lugar ya ebrios, al punto que no pueden caminar, se tropiezan con todo el mundo y luego tienen que estar cargándolos. Esto es así ya que vienen todo el camino hacia Morovis bebiendo.

Yo llegué el sábado pasado a eso de las 1:00pm y ya habían jóvenes que no podían caminar. Y cuando digo jóvenes me refiero a personas de 18 años y cuidado si menos porque en ningún momento vi que el personal de seguridad verificara edades. Ya al filo de las 3:00pm dejé de contar las personas que llevaban cargando intoxicadas por la cuesta del lugar.

La cantidad de alcohol que consumen estas personas es solo uno de los problemas. Lo pequeño del lugar, combinado con la gran cantidad de calor que se sentía, se convierte en un detonante donde en cualquier momento las personas pueden sentirse mal. Pero lo peor del caso es que no había ni una sola persona de emergencias médicas, ni estatal ni privada, disponible para estos casos.

En un momento dado me topé con un muchacho que no conocía que no podía cargar a la muchacha con la que andaba a la cual le dio un aparente bajón de azúcar. Recurrimos a seguridad y la policía estatal y ninguno quiso ayudar. En especial la policía estatal nos indicó que eso era problema de nosotros. Así que entre unos cuantos logramos estabilizarla y se llevó al hospital.

Para una actividad donde se concentra tanta gente en un lugar tan pequeño, donde hay grandes cantidades de alcohol, el que no hayan servicios médicos es totalmente irresponsable.

Siempre hemos dicho aquí en Craft Beer Puerto Rico que ser amantes de la buena cerveza no significa emborracharse, que no hay que arrastrarse por el piso para beber y pasarla bien. Hay que tomar responsablemente y todos sabemos que los más jóvenes no lo hacen y no lo harán. Así que hay que brindar herramientas para que aquellos que no lo hagan sean atendidos.

Este próximo fin de semana se llevará a cabo la última celebración de Oktoberfest del mes en Casa Bavaria, así que se espera una gran cantidad de personas visitando el lugar. Yo no seré una de ellas; por lo menos a mí, Casa Bavaria me perdió como asistente al Oktoberfest.

Ya son muchas las celebraciones de Oktoberfest que se hacen en la isla que si son más seguras y si tienen cerveza alemana. Siempre pendientes a nuestra sección de eventos para que se enteren de las mismas.