"Tips" que pueden ayudarte a degustar mejor una cerveza

¿Alguna vez te has preguntado cuál es la manera correcta de degustar una cerveza? ¿O que es lo que debes buscar en una cerveza al momento de degustar? Estas son preguntas comunes que se hace mucha gente que entra al mundo de las cervezas artesanales. 

A continuación algunos consejos que pueden ayudarte a mejorar tus técnicas a la hora de degustar una cerveza. No importa cuanto tiempo lleves degustando cervezas, esta información puede ayudarte.

  • Observar: Es lo primero que se hace. Se observa el color de la cerveza, su viscosidad, claridad y calidad de la cabeza (espuma).
  • Oler: Agita el vaso o recipiente para levantar los aromas de la cerveza. Luego acerca tu nariz para inhalar y obtener la mayor cantidad de compuestos del aroma. Continúa haciendo esto a medida que tomas la cerveza para comparar con los sabores.
  • Prueba: Presta atención al tomar la cerveza. Diferentes sabores aparecen en diferentes momentos, por ejemplo al principio al hacer contacto con la lengua.
  • Tragar: Al tragar se presentan sabores diferentes, como lo es el “aftertaste”.

Dentro del proceso de degustación buscamos varias elementos:

  • Amargor: Generalmente asociado a los lúpulos. Las cervecerías utilizan una medida llamada IBU (International Bitterness Units) para indicar cuan amarga es una cerveza. Si la medida es mayor de 50 es notablemente amarga, mientras que por debajo es levemente amarga.
  • Balance: el balance de una cerveza se refiere a esa harmonía que se presenta en elementos que contrastan, como lo son las maltas y los lúpulos.
  • Color: Es lo primero que nos fijamos de una cerveza. Coloca el vaso en una fuente de luz para observar el color. El color de una cerveza se lo proveen las maltas. El color, además de darnos una pista de las maltas utilizadas, puede ser indicativo del nivel de filtración. Si es opaca no ha sido filtrada, mientras que si es claro es filtrado.
  • Malta: Le proveen el color a una cerveza, así como ciertos tipos de sabores. Desde color rojo, como el que proveen las maltas Munich, hasta colores más oscuros que proveen las maltas oscuras, las maltas también proveen sabores a caramelo, tostado, nueces, cacao, etc.
  • Lúpulos: Aparte de proveer el amargo en la cerveza, los lúpulos proveen sabores cítricos como la toronja, sabores a pino, etc. Pero también aportan aromas a lavanda, salvia, cítricos, etc.
  • Sensación en la boca: a parte de los sabores, la sensación es importante. Aquí se puede determinar si una cerveza está “flat”, si es cremosa, efervescente, etc.
  • •    Alcohol: Además de sentirse, puede olerse si el contenido de alcohol es alto. Un buen indicativo de la presencia de alcohol es la cabeza (espuma), si esta se disipa rápido puede contener un alto por ciento de alcohol.