Juzgando una cerveza por el vaso en que te la sirven

Para muchos como yo, si tenemos la opción de beber una cerveza en un vaso de cristal, lo hacemos. El tomar una cerveza de esta forma permite ver, oler y degustar mucho mejor la cerveza que nos queremos tomar. Es bien importante que al momento de hacerlo observemos el vaso donde nos sirven la cerveza. Hay varias razones para esto.

La primera razón es que sea la cerveza que ordenaste, lo cual para muchos con sólo mirar el color de la cerveza pueden deducirlo. La segunda razón es que no tenga residuos de lápiz labial o “lipstick”, lo cual claramente indica que no ha sido lavado apropiadamente. Y la tercera razón es por si tiene burbujas en las paredes interiores del vaso.

Si el vaso tiene burbujas como las que muestra el vídeo de ChowHound es que no ha sido limpiado apropiadamente. Las burbujas no se adhieren a vidrio limpio, por lo que deben estar adhiriéndose a algún residuo como jabón, comida, grasa, etc.

Otro aspecto que le debes prestar atención es si el vaso esta frío o “frosted”. Algunos restaurantes o barras utilizan esto para “mantener” las cervezas frías por más tiempo, en especial en nuestro clima tropical. No todas las cervezas están elaboradas para tomarse a temperaturas bajas ya que pueden hacer difícil el captar los diferentes sabores de una cerveza y el hielo puede cambiarle un poco su sabor. No necesariamente el uso de éstos vasos “frosted” ayuda a mantener la cerveza fría.

Si te encuentras un vaso que está en éstas condiciones, pide cambiarlo, es tu derecho. Algunos no tienen problemas con los vasos “frosted”, pero todos podemos estar de acuerdo que no debemos aceptar un vaso sucio.