Opciones para parear cerveza con comida picante

El parear correctamente las cervezas con comida no es algo practicado comúnmente entre los amantes de dicha bebida alcohólica, mayormente por el desconocimiento del tema aunque otras veces es por el amor a un estilo particular y su devoción a combinarlo con cualquier plato de comida. 

El parear con comida, muy utilizado por “sommeliers” y otros conocedores del vino, no es algo que debe extrañar con la cerveza, ya que esta tiene una ventaja a la hora de comer en comparación con el vino: la carbonización. Las cervezas, al estar carbonizadas, ayudan a remover la comida y sus grasas de la lengua, limpiando el paladar para un nuevo bocado. Tal ventaja puede ser utilizada de gran manera al comer platos con una cosa en común, su sabor picante.

Aunque la capsaicina, el componente activo en los pimientos que causa el sabor picante, puede incrementar su sensación en la presencia de agua y/o alcohol, la presencia de malta y azúcar en la cerveza logra calmar tal efecto, mientras que los lúpulos pueden aumentarlo. 

Podemos decir que a la hora de escoger una cerveza que acompañe su plato picante de preferencia, sus opciones podrían dividirse entre cervezas que balanceen con su plato o cervezas que incrementen su sabor picante.

Cervezas para balancear y/o calmar lo picante:
Para lograr balancear sabores picantes, la cerveza escogida debe ser una maltosa, inclinada a lo dulce, aunque sin llegar a los extremos de ambos rasgos, y con un contenido de alcohol no muy alto (8% ABV o menos).

  • Amber/Red Ales: Las cervezas de este estilo ofrecen un excelente balance por su sabor maltoso y dulce, sin sacrificar la sensación a lúpulo al terminar cada trago. Ejemplos: Bell’s Amber Ale, Stone Levitation Ale, Alleycat de Lost Coast Brewery
  • Helles Lagers: Estilo alemán conocido como el tipo estándar de lagers, las Helles logran dar cierto balance por su sabor leve a malta, mientras renuevan el paladar con su cuerpo liviano y refrescante. Ejemplos: Weihenstephaner Original, Paulaner Original Münchner, Hofbrau Original
  • Milk/Sweet Stouts: Esta clase de stout otorga un sabor dulce y maltoso al inicio, seguido por una textura suave al paladar pero termina con un cuerpo pesado y muy levemente tostado. Se sugiere que se acompañe con platos picantes y llenos de sabor, hechos a la barbacoa. Ejemplos: Samuel Smith’s Organic Chocolate Stout, Moo-Hoo Chocolate Milk Stout de Terrapin, Stone Coffee Milk Stout

Cervezas para aumentar lo picante:

Si a usted lo que le gusta es sentir un sabor picante pronunciado y prolongado en su paladar, la cerveza escogida debe ser dominada por su sabor amargo, a lúpulo, y/o seco, pero sin llegar a extremos ya que podría perder el sabor sazonado de su plato.

  • India Pale Ales: Con un contenido de alcohol que normalmente sobrepasa los 5% ABV, las IPAs otorgan fuertes aromas, sabores amargos y tonos cítricos o herbarios. Sus atributos combinados con platos picantes le dan a estos mayor fuerza, sin llegar a dañar la experiencia. Ejemplos: Two Hearted Ale de Bell’s, Sierra Nevada Torpedo Extra IPA, Sculpin IPA de Ballast Point, Galeón IPA de Barlovento Brewing.
  • Tripel: Originalmente de Bélgica, este se destaca por ser un estilo de sabores complejos entre lo amargo y lo dulce, lleno de aroma a especias, de cuerpo liviano y alto en alcohol. Disfrutada entre tragos cortos y pausados, las Tripel es una buena opción para combinar con cualquier estilo de plato, aunque es una espada de doble filo con los platos picantes. Las especias y sabor complejo pueden causar un sabor picante mayor a los que una IPA puede alcanzar, pero su lado levemente dulce y aromático logran crear una grata experiencia con su comida. Ejemplos: Golden Monkey de Victory, Chimay Tripel, St. Bernardus Tripel