El lúpulo y su rol en la cerveza

El lúpulo (Humulus Lupulus) es una planta trepadora de la familia Cannabaceae cuyas flores -también llamadas conos- son utilizadas en la cerveza como saborizante, preservativo, estabilizador y aromatizante.

Se convirtió en uno de los cuatro ingredientes principales de la cerveza luego de que se prohibiera el uso de agentes amargos que no fuera el lúpulo en cervezas en Inglaterra en 1710, y en la Ley de Pureza de Alemania, en el 1516.

Su cultivo se afecta por la duración de los días, por lo cual normalmente se labra entre las latitudes 35 y 55, al norte o sur del Ecuador.

Alemania, China y Estados Unidos están entre los más grandes productores de lúpulo en el mundo.

La localización y el tipo de terreno afecta grandemente la variación y su calidad. Gracias a esto, cada vez hay más cervezas que logran distinguirse por su aroma, sabor y entre ellas se crean estilos híbridos, como lo son las Black IPA’s (India Pale Ale con características de una Stout).

Una vez cultivado, el lúpulo es procesado a cuatro estilos diferentes para la elaboración de la cerveza:

  • Lúpulo de hoja entera: flor seca comprimida que provee mejor aroma y es más fácil de sacar de la mezcla. Su desventaja estriba en que absorbe mucho líquido, lo que se traduce en pérdidas.
  • Lúpulo en píldoras: es estilo utilizado regularmente por cervecerías artesanales. Son las flores trituradas, comprimidas y formadas en forma de píldoras o comida de conejo.
  • Extracto de lúpulo: son los ácidos extraídos de la flor y categorizados por sus rasgos (amargo, aroma, etc.). Estos ácidos son mayormente utilizados por cervecerías grandes y se pueden conservar por mucho tiempo.
  • Lúpulo fresco: normalmente se utiliza por cervecerías con acceso a la planta inmediatamente luego de ser cosechada, buscando darle un sabor más genuino, aunque al no ser procesado (no secado) da una sensación de yerba a la cerveza.

En el proceso de elaboración de la cerveza el lúpulo, o hop, puede ser añadido temprano en la cocción para amargarlo, a mediados para darle su sabor o cerca del final para otorgarle su aroma.

Diferentes lúpulos pueden ser utilizados en la elaboración y los maestros cerveceros usan varios métodos para crear una nueva experiencia en la bebida y sus propiedades.

Los aromas con lúpulos pudieran confundirse con el olor a marihuana, ya que sus plantas son “primas”.

Existen cervezas donde el lúpulo ha sido sustituido por marihuana, pero solo con plantas donde el THC ha sido extraído. El lúpulo también es utilizado en medicinas para el estrés, el insomnio, como antibiótico y antibacterial, entre muchos otros usos.