Simples consejos para expandir tu paladar y entrar al mundo de las cervezas artesanales

Imagen: Syldia Lynn (@thecraftbeergal en Instagram)

Cada vez son más las personas que experimentan con las cervezas artesanales. Pero son muchos los que no se aventuran, pues no simpatizan con los diferentes sabores o colores de estas bebidas. Para entrar en este mundo hay que estar dispuesto a expandir los conocimientos y dejar a un lado aquello con lo cual nos sentimos cómodos tomando a diario. El resultado es el descubrimiento de todo un mundo diverso de sabores.

La experiencia de entrar en el mundo de las cervezas artesanales es diferente para cada persona. A algunos se les puede hacer fácil, mientras que a otros les resulta difícil.

Si eres una persona acostumbrada a tomar cervezas lager o light, las de mayor consumo en la Isla, no debes entrar de lleno a probar las amargas u oscuras. Lo adecuado sería empezar por cervezas parecidas tipo lagers o pale lagers. De ahí puedes pasar a las alemanas rubias y cervezas de trigo.

Posteriormente, te recomiendo experimentar con las cervezas tipo ales, como las pale ales y seguir con las amber ales. Luego se pasa a las cervezas IPA (amargas).

Existen cervezas de transición, denominadas Session Ales, que pueden ayudar a acostumbrarte al sabor amargo de las IPAs. Entre ellas recomiendo la Founders All Day IPA, una cerveza ideal para tomarse en cualquier ocasión y que ayuda a ajustar tu paladar al sabor amargo de las IPAs.

La transición te llevará a las cervezas oscuras, como las porter, y, finalmente, a las stout, que son más complejas en sabores ya que mayormente están compuestas de chocolate, café e, incluso, en algunos casos, caramelo y avena, entre otros ingredientes.

En la Isla hay un sinnúmero de lugares para probar estas cervezas. Muchos ofrecen la oportunidad de probarlas antes de comprarlas, así que puedes aprovechar y pedir una muestra. Otros lugares ofrecen tasters sets con diferentes tipos de cervezas lo cual puede ayudar a expandir tu paladar en una misma ocasión por un precio razonable.

Te aconsejo que siempre empieces por la cervezas más claras y de sabores menos complejos, dejando al final las amargas (IPA) y las de sabores complejos (porter y stout), ya que el sabor las últimas afectarán las que pruebes después. También sirve de mucha ayuda el tomar un poco de agua entre cada cerveza para limpiar el paladar si lo que deseas es poder captar los diferentes sabores que contiene cada cerveza.